28 mayo 2007

Heliotaurus

Con la aparición de las margaritas, los Heliotaurus ruficollis han acudido a las mismas. Ya el año pasado pude comprobar lo que sucedía cuando colocábamos dos ejemplares en una misma margarita: una extrema agresividad por hacerse el dueño de la flor.



Por eso mismo, me llamó la atención cuando a mi hija pequeña, que se está aficionando a la entomología, se le ocurrió juntar dos ejemplares en un receptáculo cerrado con una margarita, y ocurrió esto:

Etiquetas: , ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home