11 septiembre 2014

Un mundo de hormigas

Las hormigas representan la familia más simpática de todos los insectos y la que más atractivo suele generar durante la infancia. Su ir y venir tiene un componente de fascinación no siempre exento de otras cualidades humanas. En nuestro acervo cultural se han convertido en algo simbólico sinónimo de laboriosidad, entrega y trabajo, como puede deducirse de la famosa fábula La cigarra y la hormiga, de Esopo, y que nada tiene que ver con la cruda realidad entomológica, como suele suceder en estos casos.
La familia Formicidae representa una de las familias de insectos más evolucionados que existe y que viven formando colonias u hormigueros donde la colaboración y el trabajo de cada uno de sus miembros está dirigido al sostenimiento de dicha colonia.
Según antbase, el número de especies de hormigas a día de hoy (11 de septiembre de 2014) es de 12954 y se estima que la población total de hormigas sobre la faz de la tierra estaría entre mil billones (1015) y diez mil billones (1016), es decir, tocaríamos aproximadamente a un millón de hormigas por ser humano. Algunos se han dedicado a calcular el porcentaje de biomasa que representaría tamaña población (10-15%) así como a comparar la biomasa de hormigas con respecto a la biomasa de la especie humana, estimando en general que todas las hormigas del mundo pesan lo mismo que todos los humanos (hormiga arriba, hormiga abajo), si bien para ello se toma como referencia que el peso de una hormiga sería 0,000065 kilos, esto es, 65 milígramos.
La pregunta es evidente, ¿pesa eso una hormiga? Es difícil poder llegar a estimar que el peso medio del total de 12954 especies tan diversas sea ese. Veamos algunos ejemplos.
Formica japonica, una hormiga de unos 5 mm, pesa en torno a los 3 mg.(Takahashi et alJ. Micromech. Microeng. 24, 2014), parecido a Camponotus mus, aunque algo más polimórfica con un peso que puede oscilar entre los 3 y los 14 mg. (Josens, Insectes Sociaux 49, 2002). Más minucioso es el trabajo de Pfeiffer y Linsenmair sobre Camponotus gigas (Oecologia 117, 1998) que obtuvieron, según las castas, entre 52 y 362 mg (133 mg de media) para los ejemplares menores sobre una población de 708 ejemplares, y entre 200 y 480 mg (372 mg de media) para los ejemplares más grandes sobre una población de 89 ejemplares.
Ante tanta diversidad, no podíamos quedarnos nosotros al margen y procedimos a realizar nuestro propio experimento de pesar una hormiga. Presumiblemente perteneciente al género Lasius, la hormiga negra de toda la vida, procedimos a pesar varios ejemplares obteniendo 3,4 mg. de peso. Evidentemente, el resultado no es significativo, aunque sí hay que reconocer que es toda una experiencia pesar a una hormiga, tanto como fotografiarla.
En la Península Ibérica hay presentes 44 géneros y 271 especies como representa este hermoso póster de la Asociación Ibérica de Mirmecología disponible en pdf, aquí.


Aprovechando la ocasión de esta entrada, he aquí una pequeña galería fotográfica de mi propio archivo de estos diminutos seres


(Formica rufa transportando pupas tras un ataque a su hormiguero)


(Myrmica rubra, con nuestras habituales dudas)


(Messor barbara, diferentes castas al inicio del vuelo nupcial)

Etiquetas: , , , , , , ,

Búsqueda personalizada