23 septiembre 2007

¡Qué asco!

Ese ha sido el comentario de mi mujer cuando ha visto el improvisado criadero de moscas en el alféizar de la ventana. He de reconocer que, la mayoría de la gente, lo que suele tener en las ventanas son geranios u otro tipo de planta en maceta. Yo tengo un improvisado criadero de moscas. Cuando traté de acostumbrar a los bichos a las larvas, compré en Decathlon cebo vivo, esto es, larvas de un tipo de mosca, Phormia sp. Los bichos no se mostraron interesados en las larvas y se quedaron allí, en el alféizar de la ventana. Empuparon y, ahora, se han transformado en enormes moscardones que sirven de alimento a la rana, lagartijas, mantis, arañas y hasta a la Gluvia dorsalis que tenemos en acogida. No he decidido aún que voy a hacer con el excedente de moscardones, pero, de momento, he apartado unas cuantas para ver si crían una nueva generación que pueda asegurar el alimento invernal a los inquilinos del Zoo en casa.

Etiquetas: ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home