17 agosto 2011

Y la avispa surgió

Hace aproximadamente un mes os dejábamos con la incógnita de qué se trataba durante la disección de una aparente agalla. Tres pupas de un himenóptero, indudablemente algún tipo de avispa, fueron preservadas para intentar que completaran su metamorfosis.



A los pocos días, incipientes cambios en la coloración de uno de los ejemplares nos indicaba que el proceso estaba vivo y que, efectivamente, se trataba de una avispa.



Liberarse del envoltorio en el cual ha podido empupar este ejemplar no resulta tarea fácil.



Pero cuando lo consigue, un imago característico, alado pero incapaz aún de volar, necesita un cierto tiempo para, en las condiciones normales de donde fue rescatado, horadar el nido que le albergó.




El característico primer segmento abdominal en forma de pequeña campana, nos permite establecer, prácticamente sin duda alguna, que se trata de la avispa alfarera Delta unguiculata.





Hemos leído por ahí que construye nidos solitarios con una única larva; pero como podéis apreciar aquí y en la entrada a la que hacíamos referencia, nuestra observación está más acorde con la referencia de Chinery y su Guía de los insectos de Europa (Ediciones Omega, 4ª ed., 2006).

Etiquetas: , , , , , , ,

Búsqueda personalizada

1 Comments:

At 4:24 a. m., Anonymous Anónimo said...

Existe un reportaje de una Mariposa Plateda en Chile
en www.ELURBANORURAL.cl , Blanchard la catalogo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home