22 junio 2011

Lucha de titanes

Hace unos días pudimos observar uno de esos episodios de la Naturaleza inquietantes y de resultado aparentemente incierto. Una avispa quedó enredada en la tela de una pequeña araña. Fiel a su instinto y al aviso de que una presa había caído en su tela, la pequeña araña acudió presto para dar cuenta de ella. Su sorpresa debió ser mayúscula cuando se encontró con una avispa mucho mayor que ella.



Con cautela, la araña intentaba acercarse a la avispa para inocularle su veneno y así dejarla completamente inmóvil para iniciar su digestión externa.



A lo cual, lógicamente, la avispa no se prestaba y se debatía por desasirse de la tela y amenzaba a su vez a la araña con clavarla su mortífero aguijón. Resultaba una auténtica lucha de titanes en la que lo que faltaba era saber quién ganaría.



De algún modo, ambas consiguieron su objetivo: la araña consiguió clavarle sus quelíceros a la avispa; y ésta consiguió liberarse de la tela. Sin embargo, el resultado fue lamentable para ambas: la araña no pudo comerse a la avispa; y ésta, incapaz de volar por el veneno de la araña, deambuló torpemente durante unas horas hasta quedar paralizada y acabar muriendo.

Etiquetas: , , , ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home