08 octubre 2013

Phaneroptera

De pequeños, nos enseñaron eso que todo bicho con unas patas traseras bien desarrolladas que le sirven para dar grandes saltos, era un saltamontes o una langosta, o un grillo si eran de color oscuro y hábitos nocturnos. ¡Qué manera de simplificar las cosas para evitar alimentar la curiosidad innata por el mundo que nos rodea! Todos los bichos que caben dentro de esa general descripción pertenecen a uno de los órdenes más diversos que existen: Orthoptera (del griego, alas rectas).
El orden Orthoptera se divide en dos subórdenes atendiendo a las antenas de sus integrantes:

  • en los caelíferos o celíferos (Caelifera) las antenas son cortas y tienen casi siempre menos de 30 artejos; son los típicos saltamontes y langostas, así como los chapulines mexicanos, saltamontes del género Sphenarium, que se comen comúnmente en ciertas zonas de México y cuyo término es específico de ese país y deriva del náhuatl.



(saltamontes con antenas cortas perteneciente al suborden Caelifera)

  • los ensíferos (Ensifera) es el otro suborden de ortópteros caracterizado por sus largas antenas, de más de 30 artejos, en muchos casos más largas que el cuerpo, y en el que se integran los típicos grillos conocidos por todos, familia Gryllidae, y los denominados grillos de matorral de la familia Tettigoniidae.


(grillo campestre típico)

La familia Tettigoniidae está integrada por un buen número de géneros de los llamados grillos de matorral en los que una muy curiosa característica es el ovopositor u oviscapto de la hembra.


Hemos empezado a proceder a la identificación de un buen número de ejemplares de nuestra colección de fotografías del pasado, empezando por uno de los géneros más emblemáticos: Phaneroptera.




En la próxima entrada, trataremos de una curiosidad de los grillos.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home