15 mayo 2012

Una vida a caballo

Protagonistas de otra entrada anterior, los jinetes oscuros, como denominábamos a los Peruphasma schulteii, los peruphasmitos que empezaron a nacer en el pasado mes de septiembre, van alcanzando la etapa adulta y empezando a perpetuar la especie. Los machos se montan encima de las hembras y pasan sus vidas montando a estas dejándose llevar de acá para allá en una aparente cómoda existencia.


Los cercos del macho se aferran a la hembra para evitar que esta pueda desprenderse.


Pero ello no significa que estén en permanente cópula. Probablemente, esta conducta lo que hace es que el macho se asegure que la hembra no pueda aparearse con otros machos para asegurar su carga genética en la descendencia.


En la foto siguiente se puede apreciar como el macho usa sus cercos para sujetarse a la parte lateral derecha de la hembra.


El resultado final es la puesta de los huevos para asegurar una nueva generación de peruphasmitos.

Etiquetas: , , , , , ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home