12 agosto 2012

Dimorfismo en extatosoma

En algo más de cuatro meses, los extatosomas han alcanzado la fase de imago o estadio adulto. Las pequeñas ninfas de aspecto de hormigas araña (Leptomyrmex erytrocephalus) han llegado a un respetable tamaño, lo que no resulta extraño dado su voracidad a la hora de comer las hojas de zarza suministradas.


El notable dimorfismo sexual hace fácilmente distinguibles a machos y hembras. Más grande y de constitución más robusta, la hembra (foto superior) posee unos  ensanchamientos lobulares en las patas y primeros segmentos abdominales, a diferencia del macho (foto inferior), más esbelto y dotado de unas bien desarrolladas alas posteriores que le permiten volar.


Recubiertas de pequeñas espinas, visibles ya en la fase de ninfa a partir de la 2ª muda, las hembras pueden adquirir coloraciones muy variadas, si bien a nosotros nos predomina el color marrón claro en nuestro terrario.


Hemos procedido a emparejar un macho y una hembra para perpetuar la especie.

Etiquetas: , , , , ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home