01 septiembre 2010

Ahora disecando el huevo

Nuestro buen amigo Manuel Toro, del CEDEX, es un colaborador habitual al que recurrimos para la identificación de alguna que otra especie de efemeróptero, o para sesiones fotográficas del insecto palo de Miraflores. Pero sin duda alguna, en este blog es más conocido por sus huevos: los huevos de Manolo.





Se ha cansado de esperar la eclosión que no llega de los huevos de Phyllium giganteum, y ha procedido a su disección. El reportaje que os mostramos a continuación ha sido realizado por Manuel Toro que nos ha autorizado a reproducirlo aquí.
Los huevos de Phyllium, como los de todos los fásmidos en general, están formados por una cáscara dura y resistente que contiene un endocorion y un exocorion. El exocorion es la parte más externa y gruesa.



El endocorion, con su cara interna semejando una estructura en celdillas, se encuentra en contacto con la membrana vitelina.





Esta membrana vitelina semitransparente es la que envuelve al vitelo o embrión propiamente dicho.





Como todos los huevos de los fásmidos, presenta la placa micropilar con el micropilo, lugar por donde entraría el espermatozoide para fecundar al huevo, aunque no es el caso de Phyllium giganteum, ya que estos huevos son partenogenéticos.



En uno de los polos del huevo, se encuentra el opérculo, una especie de tapa que es por donde sale la ninfa una vez completado su desarrollo embrionario.





Y hasta aquí la anatomía del huevo del insecto hoja Phyllium giganteum. Vamos a intentar llevar a cabo un reportaje histológico a nivel microscópico, pero eso nos llevará tiempo.

Reportaje fotográfico: Manuel Toro (con autorización).

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Búsqueda personalizada

1 Comments:

At 10:04 p. m., Anonymous fasmidario@gmail.com said...

Me ha gustado leer este estudio.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home