28 junio 2010

Comida congelada

Nuestras observaciones sobre los ciclos vitales suelen ser fruto de varios ciclos debido a la imposibilidad de completarlo entero por diferentes motivos técnicos. Uno de esos ciclos es el de la Coccinella septempunctata o mariquita de siete puntos. El motivo es que el ciclo de este coleóptero es de un año y deben experimentar un proceso de hibernación que no resulta fácil de controlar, aunque lo hayamos intentado en casa sin éxito. Algunas preguntas nos hacemos: ¿es necesario el proceso de hibernación para alcanzar la madurez sexual? ¿o es simplemente la consecuencia de falta de alimento invernal la que motiva el proceso? Este próximo invierno volveremos a hacer experimentos. Sin someterles al frío de la nevera, les buscaremos un lugar controlado a la intemperie. A un segundo grupo le impediremos invernar al calor del hogar. Pero, ¿y la comida?
Creemos haber resuelto el problema. Hace unas semanas nos encontramos unos huevos de mariquita en una planta infestada de pulgones. Al día siguiente, perfectamente sincronizadas, nacieron todas las larvas de un ínfimo tamaño similar al de los pulgones de los cuales empezaron a dar buena cuenta inmediatamente.
Los pequeños cocodrilos son voraces devoradores de pulgones y crecen con gran rapidez experimentando varias mudas. Inmediatamente después de cada muda, tienen un aspecto de fragilidad notable y un color claro que vira rápidamente al color oscuro habitual.







Las mudas son abandonadas en el fragor de la carnicería de pulgones.



A los 19-20 días de nacer, las larvas comienzan, aparentemente sincronizadas nuevamente, a empupar. De las más de treinta larvas que nacieron de la puesta, tres fueron sometidas a un peculiar experimento a la semana de su nacimiento. Se les ofrecieron pulgones previamente congelados. Si la mariquita es capaz de alimentarse de pulgones previamente congelados, será factible nuestro experimento invernal.
De los tres ejemplares, uno desapareció (¿canibalismo?) otro se murió y el tercero...



empupó (el ejemplar de la foto). Eso sólo puede significar que se ha alimentado de pulgones congelados. Queríamos haber hecho un segundo experimento con otro grupo de control que hubiese consistido en ofrecerles hígado de pollo triturado con pulgones, pero no hemos tenido tiempo de llevarlo a cabo. Sin embargo, el hecho de que, al menos las larvas (veremos los adultos), sean capaces de alimentarse de comida precongelada, nos abre interesantes perspectivas.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Búsqueda personalizada

2 Comments:

At 11:04 a. m., Blogger luis mari said...

En primer lugar le doy la enhorabuena por su contenido del blog. Y en segundo lugar peguntarle si tiene entradas de "insectos y agricultura" la relación amigable, como es el caso de la coccinella.
Gracias

 
At 8:26 a. m., Blogger jambo bwana said...

No hemos realizado ninguna entrada al respecto, pero hay muchos comentarios de ese tipo en foros en Internet. El interés por el control de los pulgones con métodos biológicos (Coccinella) es lo que nos ha llevado a tratar de criar mariquitas.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home