20 diciembre 2008

Mariquitas en la nevera

-¡Cómo mola! -exclamó Laura, una amiga de mi hija mayor, cuando observó las mariquitas apelotonadas entre el serrín en su contenedor en la nevera.



Desde hace tiempo llevábamos dándole vueltas al tema de la hibernación en los insectos, en concreto, en las Coccinella 7-punctata. Hemos leído mucho al respecto pero nunca las habíamos encontrado en ese estado durante el invierno. Este verano llevamos a cabo un experimento. Durante las vacaciones, procedimos a refrigerar en nevera a los ejemplares de Coccinella 7-punctata que habían completado su metamorfosis en casa. En nuestra ausencia, el aporte de áfidos (pulgones) para su sustento no iba a ser posible. El experimento se malogró porque se nos estropeó la nevera. Pero a las mariquitas no las ocurrió nada y fueron liberadas.
Hace unos meses observamos que estos coleópteros, coincidiendo con la bajada de las temperaturas, se aproximaban a las construcciones humanas como buscando cobijo frente al frío. Se nos ocurrió retomar el experimento y así lo hemos hecho. A una temperatura constante de 4ºC, las mariquitas parecen haber adaptado su metabolismo a un invierno controlado en nevera. Llevan ya dos meses y confiamos que aguanten hasta la próxima primavera en que la presencia de pulgones nos permita continuar el ciclo vital de estas y de las Adalia bipunctata con las que comparten experiencia.



Ya sabemos que no es muy habitual que la gente conserve mariquitas en nevera, pero a Laura le mola.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Búsqueda personalizada

3 Comments:

At 9:45 a. m., Blogger Bichofilo said...

Yo tengo un cerámbicido pequeñito... Debo mirarlo. Nota mental.

 
At 9:51 a. m., Blogger Bichofilo said...

Yo otra vez. Tengo siete mariquitas... El problema no sé si con unos pocos afidos en una maceta serán suficientes para mantenerlas. Seguramente puedan marchar al jardín que tengo enfrente.

Un saludo.

Otra pregunta:¿ el ponerle esquirlas de madera es algo por la humedad o alimento?

 
At 11:44 p. m., Blogger jambo bwana said...

Gracias por tus comentarios, Bichófilo.
Las mariquitas son extraordinarias depredadoras de áfidos. Yo todavía no he encontrado importantes cantidades de estos en la zona en la que vivo, probablemente porque es fría (Sierra de Madrid).
Lo de las virutas de serrín era para que las mariquitas pudieran enterrarse entre ellas y conservar mejor el calor.
No obstante, como publicábamos en la entrada "Experimentos fallidos", el experimento no salió como pretendíamos y las mariquitas perecieron.
Un saludo y ¡ánimo con tu Blog Invertebrados al Poder!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home