19 septiembre 2010

Lluvia de hormigas

Las recientes lluvias nos han propiciado una observación curiosa: una auténtica lluvia de hormigas. Por estas fechas, cuando la climatología es propicia, solemos asistir a una auténtica actividad frenética en los hormigueros, y de paso a comprobar que nuestras deducciones son, a menudo, erróneas. Hoy hemos podido observar algo que no habíamos tenido ocasión de hacerlo anteriormente. Las hormigas que caían del cielo no provenían de ninguno de los hormigueros próximos a nuestra casa que se encuentran perfectamente controlados. Las futuras hormigas reina, presumiblemente Mesor barbarus, caían emparejadas con los machos en plena cópula.





En seguida se revolvían como para, amenazantes, desprenderse del molesto macho y volver a emprender el vuelo. El apareamiento se produce durante el vuelo nupcial, aunque en algunos casos, como hoy hemos podido comprobar, se montan auténticos tríos.



Es probable que exista alguna señal por la cual, cuando el apareamiento haya sido efectivo y el esperma del macho sea atesorado por la hembra, esta se desprenda de sus alas para buscar donde empezar la nueva colonia. Y rápidamente, ya que, como hemos podido observar, se convierten en presa fácil de otros depredadores: Formica rufa



Una hembra que se ha desprendido de sus alas ha sido apartada para ver si, en un medio adecuado, nos proporciona la posibilidad de formar una nueva colonia.
Como hemos mencionado en diferentes ocasiones, fotografiar hormigas es realmente complicado.

Etiquetas: , , , , ,

Búsqueda personalizada

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home