20 noviembre 2010

Una caja de sorpresas

Eurycantha calcarata no deja de sorprendernos. Si hace meses renacía nuestra ilusión y nuestra esperanza en esta especie que dábamos por perdida tras la aparición de un eurycanthito, y las elucubraciones que hacíamos acerca de su hallazgo, hoy hemos vuelto a alucinar cuando en el habitáculo de estos fásmidos ha aparecido una nueva diminuta ninfa de esta especie dejándose llevar sobre el dorso de un adulto.



No tendría en principio nada de extraño por el hecho de que algunas de las ninfas se han transformado en adultos, de no ser porque no nos terminan de cuadrar las fechas. Publicábamos la observación a la que hemos hecho referencia a mediados de junio, naciendo seis ninfas más hasta mediados del mes siguiente. Una apareció muerta un día pero las seis restantes se desarrollaban con normalidad creciendo a buen ritmo. Desde mediados de julio no nació ninguna ninfa más.
Repasando nuestro registro fotográfico, a finales de agosto ninguna hembra había alcanzado aún la fase de adulto y por tanto la madurez sexual.



Repasando nuestras fuentes bibliográficas, Seiler, Bradler y Koch en su libro Fásmidos. Insectos palo e insectos hoja (Editorial Hispano-Europea, 2006) mencionan un período de cuatro meses para la eclosión desde la puesta. Aun asumiendo que para mediados de septiembre una de las hembras hubiese alcanzado la madurez sexual y empezase a poner huevos, han transcurrido escasamente dos meses desde entonces, la mitad de tiempo mencionada por los autores citados en condiciones de habitabilidad mucho más propicias que las que conseguimos proporcionarles nosotros. La sospechosa presunta madre de la ninfa de la primera foto, la hemos fotografiado sobre el libro al que hemos hecho referencia sobre una foto de unos congéneres suyos.



Pero, de otra parte, suponer que sea un hermano tardío de las ninfas nacidas en el mes de junio es todavía más inverosímil por el tiempo transcurrido. Vamos a proceder al aislamiento de la presunta madre en un habitáculo diferente y aislada de macho alguno para tratar de responder a esta nueva interrogante que nos procura Eurycantha calcarata.

Etiquetas: , , , , ,

Búsqueda personalizada

3 Comments:

At 1:44 p. m., Blogger Guillermo García-Saúco (W. Elderberry) said...

¡Vaya! ¡Qué misterioso el ritom reproductivo de estos Eurycanthas!
Saludos.

 
At 8:55 a. m., Blogger jambo bwana said...

Misterio en parte resuelto.
Tras separar a machos y hembras, hembras en diferentes estadios y demás, la "presunta" mamá no ha podido ser tal ya que ha mudado esta noche pasada.
Ello solo puede indicar que el eurycanthito que nació, así como otro que nació al día siguiente, son hermanos de estos que están llegando a la madurez.
Pero surge otra pregunta, ¿cómo explicar ese periodo de cuatro meses entre unos nacimientos y otros?

 
At 7:29 p. m., Blogger Manolo Limnologo said...

Tengo una mala noticia de la pareja de euricantitos que me cediste en adopción: uno de ellos ha aparecido muerto. No sé a que puede deberse, pues el otro se le ve muy sano y feliz en su pequeño ecosistema. Te envío por e-mail unas fotos del difunto y de su pareja, ahora viud@. Verás que les he creado un pequeño "paraiso" natural, pero se ve que no todo es el hábitat que te rodea...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home